10 cosas que ver en Niagara Falls tras tu visita a las cataratas

Además de disfrutar del espectáculo que ofrecen las cataratas del Niágara, hay otras cosas que ver en Niagara Falls y muchos puntos de interés en la zona que merece la pena visitar. Si aún no has leído nuestra guía de viaje a Niagara haz clic aquí.

Si huyes del consumismo y bullicio del complejo de tiendas y casinos que se ha montado alrededor de las Niágara Falls, disfruta de las cataratas y una vez las hayas visitado, continúa tu aventura por Niagara Parks y el resto atracciones interesantes que te esperan en Niágara.

10 cosas interesantes que ver y hacer en Niagara Falls tras tu visita a las cataratas

Tírate en tirolina sobre el río Niágara

Prueba MistRider Zipline to the Falls, una súper tirolina con la que podrás tirarte sobre el río Niágara descendiendo 670 metros hasta la misma base de la herradura de las Horseshoe Falls.

¿Te atreves? Tiene que ser una pasada.

El MistRider Zipline to the Falls no está incluido dentro de las atracciones del Niagara Falls Pass. El precio de la entrada individual es de 59.99 CAD$.

Recorre el White Water Walk

Una buena manera de complementar tu visita a las cataratas del Niágara es realizar luego este recorrido, el White Water Walk.

Se trata de un paseo por las pasarelas y plataformas de observación que hay dispuestas en una zona de reserva natural junto al río Niágara donde el agua del río toma fuerza formando rápidos de nivel 6 y olas de hasta 5 metros de altura.

El enorme volumen de agua que generan las cataratas del Niágara se acumula en este estrechamiento del río, creando los Whirpool rapids.

Un espectáculo impresionante digno de visitar, donde podrás hacer fotos increíbles de  desde los miradores y conocer un poco más sobre la historia, geología, fauna y flora del desfiladero del Niágara.

El White Water Walk está incluido dentro de las atracciones del Niagara Falls Adventure Pass (en el pase Classic y Plus). Si no quieres comprar estos pases, el precio de la entrada individual es de 13 CAD$ para adultos y 8.45 CAD$ para niños de 6 a 12 años.

Móntate en el Whirlpool Aero Car

Este antiguo teleférico, diseñado por el renombrado ingeniero español Leonardo Torres Quevedo, lleva desde 1916 permitiendo que millones de personas queden suspendidas sobre el gran remolino que forma el Niágara Whirlpool ofreciendo las mejores vistas sobre los rápidos del río Niágara.

El Niágara Whirlpool se forma al final de los Whirlpool rapids, donde el río Niágara tuerce hacia la izquierda. Este cambio brusco en la dirección del río crea este espectáculo natural tan impresionante.

Aunque el recorrido que hace este histórico teleférico se encuentra entre 2 puntos de la costa de Canadá, mientras estés montado en él cruzarás la frontera entre Canadá y Estados Unidos hasta 4 veces, por el recorrido sinuoso del río.

El Whirlpool Aero Car está incluido dentro de las atracciones del Niagara Falls Adventure Pass (en el pase Nature y Plus). Si no quieres comprar estos pases, el precio de la entrada individual es de 15 CAD$ para adultos y 9.75 CAD$ para niños de 6 a 12 años.

Descarga adrenalina en medio de la naturaleza salvaje del río Niágara

En el WildplayWhirlpool Adventure Course tienes todo un circuito de aventura rodeado de naturaleza con plataformas suspendidas sobre el río Niágara ideal para pasar un rato divertido en familia. En este parque podrás trepar, saltar y tirarte en tirolina mientras disfrutas del espectáculo que ofrecen los rápidos del río Niágara.

Si te atreves, puedes probar el “What’s to fear Jump”, y tirarte desde 12 metros de altura por una línea que aterriza en mitad del bosque.

El Wildplay Whirlpool Adventure Course no está incluido dentro de las atracciones del Niagara Falls Pass. El precio de la entrada individual es de 44.99 CAD$ para adultos y 22.99 CAD$ para niños de 6 a 12 años.

Haz senderismo por Niagara Glen

Si prefieres un plan más tranquilo, en Niagara Glen Nature Reserve podrás caminar por caminos escarpados que discurren por el bosque que rodea la garganta del río Niagara mientras disfrutas del sonido del río y la flora silvestre de la zona. 

Una caminata por esta zona natural es el plan ideal en Niagara si eres amante del senderismo. Vivirás una experiencia auténtica rodeado de la naturaleza más salvaje y disfrutarás de unos paisajes absolutamente impresionantes. ¡No olvides llevar algo de picoteo para disfrutar de un picnic con vistas al río!

¿Necesitas relajarte? Da un paseo por Niagara Park Botanical Gardens

Si necesitas relajarte, una de las cosas que puedes hacer en Niágara Parks es dar un paseo por los preciosos jardines botánicos y disfrutar de todas sus flores. La parte más famosa es el jardín de rosas, que cuenta con, ni más ni menos que 2400 rosas y que tiene que ser un espectáculo para los sentidos.

No te vayas sin ver la escuela de Horticultura, un hermoso edificio cubierto hiedra y rodeado de flores ¡cómo no!.

Rodéate de mariposas en el Butterfly Conservatory

Dentro del recinto de Niágara Park Botanical Gardens se encuentra el mariposario de Niágara. Un lugar mágico, lleno de exuberante vegetación y cascadas por donde podrás pasear entre más de 2000 mariposas de 45 especies diferentes revoloteando a tu alrededor.

La visita al mariposario es un must durante tu viaje a Niágara si te gusta la naturaleza y los animales y un plan fantástico que hacer en Niágara si viajas con niños, porque seguro que les encantará.

El Butterfly Conservatory está incluido dentro de las atracciones del Niagara Falls Pass (modalidad Wonder, Nature y Plus). Si no te interesa comprar ninguno de estos pases, el precio de la entrada individual es de 15 CAD$ para adultos y 9.75 CAD$ para niños de 6 a 12 años.

Relájate en Queenston HeightsPark

¿Te apetece descansar y disfrutar de un rato en familia? El mejor lugar para hacerlo es el parque Queenston Heights.

Otro de los lugares que ver en Niagara Falls es este parque junto al río Niagara, que cuenta con hermosas vistas y todo lo necesario para pasar un rato agradable con los tuyos. Grandes zonas verdes, senderos, monumentos cargados de historia y zonas de picnic.

No olvides parar para ver el Reloj Floral

Una parada obligatoria que hacer en Niágara es el famoso Reloj Floral de Niagara Parks.

Este reloj está decorado con un lecho de flores de colores que se cambia 2 veces al año y conmemora con diferentes tapices florales los principales eventos de Niágara.

Por la parte trasera, se puede acceder para echar un vistazo al mecanismo interno del reloj y a una pequeña exposición de los diferentes diseños florales que se han exhibido desde 1950.

No dejes de visitar el museo de Historia de Niágara Falls

¿Te gustan los museos? Pues no te pierdas el Niagara Falls History Museum. En este museo encontrarás varias galerías con diferentes colecciones sobre acontecimientos históricos en Niagara y sobre geología e industria, con las que podrás aprender mucho sobre la región.

La entrada sólo cuesta 5 CAD$ y los jueves por la noche a partir de las 5 pm es gratuito. En su web puedes consultar los horarios de apertura y encontrarás información sobre las exposiciones temporales.


¿Qué te parecen los 10 planes que te proponemos? ¿Conoces algún otro lugar que creas que debería ser una visita imprescindible en Niágara? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Resumen
Post
10 Cosas que ver en Niagara Falls
Descripción
10 planes interesantes en Niagara Falls tras tu visita a las cataratas del Niágara
Autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *